lunes, 16 de mayo de 2011

Artemia Salina, alimento alternativo para peces en sistemas de recirculación.

Quería hablar de este animalito que puede ser muy interesante en la búsqueda de un alimento alternativo en acuaponía para los peces, puesto que en esta parte del sistema (alimento de los peces) es en la que hay más complicaciones.
Es dificil conseguir alimento para los peces barato, con lo cual nuestro sistema se encarece, además la mayoría de los alimentos para peces no suelen ser ecológicos, con lo que se complica la posibilidad de desarrollar un sistema de recirculación acuapónico ecológico rentable.


No se si será esta la solución, pero éstos animalitos se han usado como alimento en acuarios desde hace mucho tiempo, se crian de una forma muy facil y pueden alimentarse de harinas ecológicas (entre otras cosas), dejo el enlace para ver la información que existe sobre este animal en la wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Artemia
Algunos datos sobre la eclosión de los huevos: 
Lo más importante es que la artemia sea "fresca "
Unos cistes,huevecillos mal conservados, o con varios años desde que se envasaron, darán muy pocos nauplios (Artemias recién eclosionadas).
Para conseguir cistes de buena calidad y con un alto indice de eclosion, alrededor del 80%, es importante conseguir estos cistes asesorándonos debidamente de otro aficionados  y de comercios de calidad y seriedad contrastada.

Los cistes se pueden guardar por mucho tiempo en la nevera, en un bote a ser posible que cierre bien, y no coja humedad, si compramos una cantidad elevada de cistes, porque son baratos y prevemos que los vamos a necesitar, sería bueno tener dos botes uno en la zona refrigerada, para usarlo en un plazo de unos tres meses, y otro en el congelador para usarlos a más largo plazo.


1º AGUA:
las artemias, eclosionaran casi en cualquier condición con la premisa de que el agua contenga un poco de sal
El cloro no afecta, asi como el amoniaco, a menos que las concentraciones sean altas, esto nos da una idea de la adaptabilidad de las artemias al medio. Eclosionan incluso con temperaturas bajas, eso si tardaran mas,y seran menos.
hay un sistema que usa altas concentraciones de cloro para "disolver" las cascaras de las artemias, sin afectar posteriormente a los nauplios, lo explicaré más adelánte (esperando información).
Podemos usar agua del grifo con cloro , añadiendo una cucharada sopera de sal de cocina, asi a ojo de buen cubero, y una cucharadita de las de postre de bicarbonato, para subir la dureza y el ph, esto mejora la eclosión y la calidad de los nauplios, ph cercanos a 9ph va mejor, pero sin problemas con ph7 y optimo 8,3 ph
también podemos usar agua del acuario marino, aqui ,se recomienda, bajar un poco la densidad para mejorar la eclosión, sobre 1020 la densidad ideal, y también añadir un poco de bicarbonato para aumentar el porcentaje de eclosión y el valor nutritivo de los nauplios.


2º MEDIO
Tres métodos básicos y fáciles.

1ª el plato; el mas fácil
2º el artemiero; el mas cómodo
3º el reactor HI-TECH ; El más eficaz en porcentaje de eclosión

en los tres casos es importante calcular la cantidad de cistes que añadimos al agua, demasiados perjudicaría, por cuestión de hidratacion-oxigenacion
como podréis apreciar una porción de huevecillos en una cucharilla seria suficiente para cualquiera de los tres sistemas, con la salvedad de que el reactor con un aireador nos permite añadir mucha más cantidad con garantías de eclosión.

CONDICIONES
Muy importante son las condiciones del eclosión de luz y temperatura
está demostrado que eclosionan mucho antes y mejor con temperaturas de entre 24ºa 28º aunque también eclosionan a 20º y a 33º, .
Bajas temperaturas demoran mucho la eclosión, y las altas asfixian a los nauplios.
La luz es fundamental, sin necesitar mucha iluminación, a oscuras prácticamente no eclosionarían, siendo suficiente 12 horas de luz , natural o artificial, y se pueden iluminar 24 horas , sin problemas.
la oxigenación también es necesaria, si usamos el plato o el artemiero, no necesitamos nada mas, solo no pasarnos con la cantidad de cistes para que todos estén bien hidratados y oxigenados.
Si usamos un reactor, es necesario poner una burbuja gruesa y lenta para favorecer que todos los cistes estén en suspensión y bien oxigenados.
Engordar la artemia:

Salinidad alrededor de 1024
Temperatura sobre 25º centígrados
Alimento;  preferiblemente plancton, liofilizado mejor.
Burbujeo lento y fino
Alimentos alternativos;
leche en polvo
leche en polvo de soja
harinas diversas de origen vegetal. 


Un curioso fenómeno: Durante los 60 comenzó una potente campaña de marqueting para comercializar un cierto tipo de artemias salinas, se los llamó Sea monkeys:
 Sea MonKeys:   ver información en ésta pagina: http://home.coqui.net/menace/sseamonkey.htm

Artículo copiado de la página: http://www.drpez.com/drali1.htm  Una página muy interesante con fichas de diversas especies de acuario.
Dr. Pez - PAGINA PRINCIPAL
ARTEMIA SALINA:

La Artemia salina es un pequeño organismo que vive en las aguas salobres e hipersalinas de todo el mundo. Es la presa viva más adecuada para la alimentación de los estadios post-larvarios de muchas especies de peces y crustáceos marinos. Y en su fase adulta resulta un aporte interesante para multitud de invertebrados y peces que pueblan nuestro acuario. Este pequeño ser es un crustáceo de la subclase de los anostráceos y conforma el plancton de las aguas continentales salobres.

Las ventajas que representa como alimento son:
    • Pequeño tamaño (adultos 8-13 mm. de longitud).
    • Elevado contenido en proteinas (nauplios 50-60%; adultos 40-50%).
    • Gran eficiencia en la conversión del alimento.
    • Reproducción por medio de quistes durables que toleran la desecación y pueden ser activados en cualquier momento bajo condiciones adecuadas.
Huevos:

Lo primero que debemos hacer es elegir y comprar los huevecillos. Normalmente los venden descapsulados, en varias marcas. Si no se encuentran descapsulados, que suele ser raro, se deben tratar con una solución de lejía diluida, con lo que se disuelve la cáscara. Es mejor descapsulados porque esto nos asegura un mayor porcentaje de eclosiones, menos cáscaras vacias y menor tiempo de incubación.

Incubación:

Para incubarlos se pueden seguir varios métodos muy fáciles. Por ejemplo, se comercializa un aparato que se coloca dentro del acuario con un macarrón que insufla aire, y totalmente estanco.
También se puede seguir la forma más clásica, dentro de una botella fuertemente aireada con un difusor. O por último dentro de un acuarito destinado para este fin donde se les puede también dejar para su desarrollo hasta la etapa adulta.
Se realice de una u otra forma las características para la incubación son las siguientes:
    • T = 26 a 28 ºC.
    • Salinidad = 32'5 gr/l. o 1.022
    • Tiempo de 24 a 48 horas.
    • Oxigenación casi a saturación.
Desarrollo:

Si se desea mantenerlos para que se transformen en adultos es necesario trasladar a los nauplios a un acuario a tal efecto. Se puede utilizar un acuario de 5 o 10 litros, en el que se mantendrá una aireación constante, pero no exagerada (puede albergar hasta 5000 nauplios por litro). La iluminación no es importante pero si necesaria si las vamos a alimentar con algas (entonces es conveniente poner un tubo durante 12 horas diarias). Las artemias soportan temperaturas de 20 a 30 ºC, una de 26 será conveniente, la salinidad la antes indicada.

Durante los primeros días el crecimiento de los nauplios es lento. El alimento distribuido debe repartirse en pequeñas cantidades pero a menudo. Los primeros cruces tienen lugar de 15 días a 3 semanas después de la eclosión. Las parejas se pueden identificar fácilmente; el macho está constantemente pegado a la parte anterior del cuerpo de la hembra. Las Artemias adultas bien alimentadas son muy fecundas y con sólo algunos miligramos de huevos es suficiente para comenzar una cría que podremos mantener, si la cuidamos, durante varios meses.

La estructura externa de los huevos varía según las estaciones de puesta. En óptimas condiciones de salinidad, las cáscaras vacías muy finas desaparecen rápidamente disgregadas por las colonias de bacterias. Si la salinidad es fuerte (1.028 y más) las cáscaras más gruesas permanecen en la superficie, creando una proliferación de bacterias patógenas, nada buenas para el conjunto de cría.


Alimentación:

Para alimentar a las artemias se puede hacer de varias formas. La más sencilla es comprar el alimento comercial que se vende a este efecto, suele ser un extracto en suspensión de fitoplancton y levadura. Si se utiliza éste, es conveniente remover el agua de vez en cuando para que no se quede en el fondo y lo coman las artemias.

Una forma barata de alimentar a las artemias es preparar nuestro propio extracto casero. Esta suspensión alimenticia es una disolución de levadura natural en agua salina.

También se puede cultivar fitoplancton compuesto por algas flageladas microscópicas. Se cultiva dentro de botellas de plástico tapadas simplemente con algodón, sin aireación. Se llenan de agua de mar (unos 250-300 ml.) en las que se mezclan una o dos gotas de abono líquido que puede ser el destinado a las plantas de casa (que no contenga insecticidas). Las botellas deben iluminarse de 12 a 15 horas diarias, evitando los rayos de sol. Al día siguiente el medio está disponible para meter el alga (Dunaliella, recomendada), sobre 5 ml. por botella. Estas algas no son visibles más que por el microscopio, pero después de algunos días la abundancia es tal que colorea el agua. Se distribuyen a las artemias varias veces al día y se intenta rotar las botellas de donde se sacan para no acabar con el cultivo.
Para obtener el alga inicial se puede recolectar de zonas de aguas salobres, o más fácil echando harina de pescado (1 gr. por cada 4 l. de agua). Como dato anecdótico en nuestro país las podemos encontrar en las salinas de Cádiz, por ejemplo en la de S. Juan Bautista y en la del Consulado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario